Enfoques

Los enfoques establecen una singular mirada desde donde uno puede visualizar y comprender la problemática de la violencia sexual infantil. Por ello, el desarrollo de los módulos toma en cuenta los siguientes enfoques que se encuentran interrelacionados entre sí:

Enfoques

Género

El término género define ese conjunto de características, de oportunidades y de expectativas que una sociedad asigna a las personas según su sexo y que éstas lo asumen como propio. Esta construcción social, que varía de un grupo social a otro y de una época a otra, es transmitida a través de los procesos de socialización, dentro y fuera de la familia. El género ha sido identificado como un factor principal, no sólo en la violencia familiar, sino en todos aquellos otros tipos de violencia contra las niñas y mujeres. Toda violencia tiene como fundamento el desequilibrio de poder. Este enfoque buscará promover un proceso de equidad entre hombres y mujeres, tanto en los derechos como en las oportunidades.

Interculturalidad

Representa la capacidad que tienen las personas y grupos humanos de diversas culturas para relacionarse y convivir mutuamente con respeto y reconocimiento del otro, de manera interdependiente e inclusiva. Donde, conscientes de sus coincidencias y diferencias, busquen superar el racismo, la discriminación y la inequidad social. Bajo este enfoque, se rescata el discurso del vivir bien y las prácticas culturales positivas, se diferencia de aquellas que mantienen y reproducen cualquier tipo de violencia, y se proyecta cambiar los actuales patrones culturales que atentan contra la dignidad y el respeto de las personas.